11.000 personas y gran parte del mundo se despidieron para siempre de Reyes

Los casi 40º a la sombra de este primer domingo negro de Junio no frenaron al Sevillismo, que nunca olvidarán y llenos de rabia, dolor e impotencia formaban una cola que, a eso de las 18.00 horas de la tarde, ya daba una vuelta completa al Ramón Sánchez-Pizjuán para despedirse del mito, de la leyenda de Nervión que, desafortunadamente, es ya para siempre José Antonio Reyes. Hasta 11.000 personas llegaron a desfilar delante del ataúd del utrerano situado en el antepalco del Templo Sevillista, donde en su zona noble decenas de coronas de flores casi no dejaban lugar a más espacio en la capilla ardiente del malogrado canterano sevillista.

Tan querido era José Antonio que no pasó un solo segundo sin que por delante de su féretro desfilasen para dar el pésame a la familia alguna personalidad reconocida en el mundo del fútbol. Su actual equipo, el Extremadura UD, depositaba en los primeros momentos una bandera encima del ataúd.Multitud de excompañeros y grandes amigos suyos, como han sido Rakitic, Antoñito, Cristóbal Soria, Ramón Orellana, El Arrebato, Sergio Ramos, Jesús Navas, Paco Gallardo, Marchena, Juan Cala, Aleix Vidal, Iborra, Vitolo, Javi Varas, Lolo, Jesuli, Fernando Navarro, Campano, Redondo, Tevenet, Luis Gil, Marco Navas, Pablo Ruiz, Kepa, Jurado, Alfaro Campano o David Castedo, además del expresidente José María del Nido y Manuel Vizcaíno.

También muchos exjugadores que tuvieron su momento de relacionarse con Reyes cuando el joven futbolista empezaba a despuntar y una vez ya instaurado en la élite, como Paco Leal, Manolo Jiménez acompañado de su ayudante Jesús Calderón, Prieto, Martagón, Óscar Arias, Rafa Paz, Pintinho y Francisco Lama.

El Consejo de Administración del Sevilla FC al completó, así como Rafael Carrión y Sergio Escudero y Daniel Carriço, actuales capitanes de la primera plantilla del Sevilla FC y una visita muy especial, la de Unai Emery, junto al malogrado jugador.  Representaciones de muchos de los clubes donde jugó estuvieron presentes en el último adiós al que fuese su jugador. Florentino Pérez, Butragueño, Raúl, Dani Ceballos y Carvajal estuvieron en nombre del Real Madrid. También Jesús León, presidente del Córdoba, así como el presidente y vicepresidente del Benfica acompañados por su capitán, Luisao.

Mucha comitiva también de la cantera blanquirroja, de la Carretera de Utrera, con sus coordinadores Pablo Blanco y Agustín López al frente. Borja Lasso, Pepe Mena, Juan Muñoz, Luis Alberto y el hoy técnico del Granada Diego Martínez junto a su presidente Jiang Lizhang. El Real Betis, por su parte,  acudió con una amplia representación, con Ángel Haro, Serra Ferrer, Gordillo, Ramón Alarcón, Juanito y Joaquín, así como el FC Barcelona estuvo representado en la figura de Guillermo AmorLos presidentes de la RFEF, Luis Rubiales, y de la RFAF, Eduardo Herrera, así como el Consejero de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, estuvieron desde el primer momento en el lugar, así como el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, y su antecesor, Juan Ignacio Zoido.

Sobre las 22.00 horas, después de más de cuatro horas y media abierta la capilla ardiente y decenas de miles de personas despidiéndose del ex-futbolista del Sevilla FC, el féretro de José Antonio Reyes era trasladado al Ayuntamiento de Utrera, donde mañana se celebrará el entierro en su localidad natal. Al salir del estadio los sevillistas que esperaban fuera han realizado un pasillo para que el coche pudiera salir, formado por banderas y bengalas. ENORMES.

Comentarios